Google+ Google+

31 mayo 2011

Crece la marea de los indignados 15M

Los desempleados, los mal remunerados, los subcontratados, los precarios, los decepcionados de la pseudo democracia española, los jóvenes y no tan jóvenes salieron a la calle el 15 de mayo pidiendo un cambio, un futuro digno y democracia igual para todos. Desde esa fecha se han sucedido las manifestaciones en la mayoría de las plazas de los pueblos y ciudades de España. Se han sumado a la indignación jóvenes desde ciudades europeas y América Latina. Muestran su hartura ante las políticas antisociales, el paro, la dictadura de la banca internacional responsable de la crisis y la usura de los bancos españoles incrementado las hipotecas o quedándose con las viviendas sin cancelar las deudas equitativamente.

Creatividad colectiva






La conciencia y la cultura democrática empieza a despertar.
Todos ellos están indignados porque se les imponen leyes que limitan las libertades en beneficio de los intereses de los poderosos. Acusan a los corruptos y a todos los poderes políticos y económicos de su precaria situación. Exigen un cambio efectivo y lo manifiestan públicamente ocupando la calle, con sus carteles, con sus voces y sus silencios sin dejar títere sin cabeza. Se extienden, se multiplican en las redes sociales sus reivindicaciones, sus quedadas sumando voluntades para continuar en su lucha pacífica. Ellos, todos ellos tienen derecho a mostrar su descontento y tener expectativas de futuro, un futuro más digno. Al margen de si la estrategia del 15M es fruto de un marketing o guerra encubierta de la élite financiera y su anhelado nuevo orden mundial. La juventud, las familias, los mayores han hecho suya la calle y reivindican sus derechos de por libre. Para muchos españoles y españolas la conciencia y la cultura democrática empieza a despertar.

¿Quien mueve los hilos?
Tras la movilización del 15M impulsada desde la plataforma ¡Democracia Real Ya!,  muchos cuestionan -pese a su impecable manifiesto antipartidista, si se trata de una manipulación para influenciar el voto de las elecciones Municipales del 22 de mayo.  ¿Quien mueve los hilos de la plataforma? ¿Se les está escapando de las manos a los organizadores el control de la marea creciente de manifestantes indignados? Las hipótesis y especulaciones son variopintas pero todas dejan entrever la intención distraer a los desocupados y mantener el poder económico desde la cúspide de la pirámide financiera.


Imágenes obtenidas en la red sin otro interés que su divulgación. He procurado mostrar autoría y origen de las mismas.