Google+ Google+

31 enero 2009

Me regalaron un notebook con vista

Lo que mi madre no se atreve a decir sobre Windows Vista

Papa Noël se portó bien, me dejó un notebook, el magnífico Asus M70V con Vista, lo más de lo más. ¡De lo más caótico!

A la felicidad inicial le ha seguido un "vía crucis" que inexorablemente ha ido desdibujando sonrisas, hasta convertirse en una pesadilla. El colmo para una aprendíz de diseño gráfico.

En primer lugar, el notebook distorsiona las imágenes, los círculos aparecen ovales y las formas cuadradas se convierten en rectángulos. Por si fuera poco, a la imposibilidad de equilibrar la resolución de la pantalla se le suma un colorímetro cien por cien intuitivo.

Nada es lo que parece, hasta una daltónica como yo se percata de que los colores visualmente no se corresponden con los valores alfanuméricos introducidos.

Pero no es sólo la deformación gráfica lo que me llevó a la frustración, Vista sumado a las mil "utilidades" Asus, se engullen los 4 gigabytes de memoria RAM del engendro... No voy a entretenerme con el audio, con decir que es como un filtro obturado con posos de café, es más que suficiente.

Como una piensa que se ha de ser positiva ante los obstáculos, me lancé a una frenética búsqueda de soluciones. Asus inglish no da ninguna pista para resolver problemas y Asus ES, ni los contempla, así que el paso siguiente consistió en recurrir a google e ir filtrando foros para descubrir que no eres el único ser que sufre el M70V 17'', con Vista e incompatible con XP. Alcanzados los límetes dejé esa vía.

Emprendí otra andadura, reconfigurar el Vista Home Promiscŭus. Horas y más horas diluidas en microsoft, foros y expertos bienintencionados hackers. Agotados los recursos de la red y aplicados todos los remiendos y configuraciones optimizadoras de tan nefasto SO, en un arranque de cólera que me borro toda positividad, decidí instalar Ubuntu y olvidarme de Vista.

Recobré mi optimismo, Ubuntu furulaba a la perfección, excepto en la gestión de la pantalla y/o tarjeta gráfica nVidia GeForce 9650M de 1GB. Resolución 800x640, círculos amelonados y cuadrados rectangulares. Más recorridos foreros, ubunteros, kubunteros, eebunteros y linuxeros. Solución, ninguna. 800x640 y melones.

De vuelta al guindous mala Vista, lloro desconsoladamente sobre el teclado. ¿En qué estaría pensando el bendito informático que le recomendo a Papa Noël esta amalgama de incompatibilidades? ¡En $$$ o en €€€, seguro!

Creo que el siguiente vídeo, aunque no es nada sutíl en sus formas, da una pista del origen de mi infortunio y el de todos los que padecemos un notebook con un sistema operativo caótico-experimental.