Google+ Google+

10 febrero 2008

Rescatando seres ancestrales ocultos en las formas de la naturaleza

Siempre he creído que la imaginación nos lleva a descubrir formas plásticas en las fallas de las rocas, en las ramas y raíces de los árboles, en las piedras, e incluso en las nubes. Las pinturas rupestres son un buen ejemplo si tenemos en cuenta que los autores utilizaban las rugosidades de las rocas para dar contextura a las figuras.
De pequeña leí no sé dónde una leyenda de los indios cree. Los ancianos de la tribu enseñaban a su gente amor y respeto por la naturaleza y decían de las piedras, de los árboles y de las montañas que estaban vivos y guardaban espíritus de antepasados. Quedé cautivada con la narración y empecé a coleccionar piedras, fragmentos de roca y raíces entre otros objetos naturales.
La fotografías que muestro corresponden a una talla que hice de una raíz de encina. La descubrí entre varios quintales de leña para quemar. Busqué el espíritu de antepasados en sus vetas y descubrí un buddha y un fauno entre otros seres imaginados.

Perfil.

El buddha, de frente.


El fauno, base.


Perfiles. Nala y la talla.


Album
talla




AddThis Social Bookmark Button