Google+ Google+

19 enero 2008

Alcoy y Alicante se manifiestan contra la prohibición de TV3

El derecho a la libertad de expresión, a la información veraz y a la normalización y unidad de la lenguas catalana y valenciana fueron algunos de los lemas de las protestas.

Este fin de semana Alcoy y Alicante se han sumado a las concentraciones convocadas por Acció Cultural del País Valencià ACPV en protesta contra la decisión del gobierno valenciano del cese de las emisiones de los canales de televisión catalana en la Comunidad.

Excepto el PP, las manifestaciones han sido secundadas por todas las formaciones políticas, centrales sindicales, entidades e instituciones culturales y por la ciudadanía que ha dejado oír sus reivindicaciones a favor de la dignidad y la libertad de expresión en los medios de comunicación.


El lema de las convocatorias "Luchar por la defensa de la democracia, la libertad de expresión y contra la censura que representa el cierre de TV3" es una de las respuestas a la decisión de la Generalitat de precintar el repetidor de la Carrasqueta, activo durante los últimos 20 años, para impedir que las emisiones de TV3, el Canal 33, K3/300 y el 3-24 lleguen a la zona alicantina y a las próximas clausuras previstas en el resto de los repetidores de la Comunidad Valenciana.


Cabe destacar la participación de la juventud y sus reivindicaciones en contra de la censura informativa de RTVV, de las agresiones al catalán y de las políticas de división de una lengua común por parte del PP. El derecho a seguir viendo la popular serie Vent del Plà y a contrastar la noticias en un medio informativo imparcial como TV3, son otras de sus demandas.



El pasado 9 de diciembre, el gobierno de Francisco Camps precintó furtivamente el repetidor de la Carrasqueta en el Alicantí. Al cierre le precedieron y sucedieron concentraciones en el Alicantí, Castellón, Valencia y Gandia.

Los intentos de acuerdo con el gobierno de la Generalitat han sido infructuosos y actualmente están pendientes de cierre los repetidores de Perenxisa, Alginet y Llosa de Ranes, propiedad de ACPV y de la Fundació Ramon Muntaner, que dan cobertura al área metropolitana de Valencia y a las comarcas de la Ribera Alta y la Costera. Los expedientes sancionadores contra ACPV por no acatar las órdenes de cierre de los repetidores ascienden a cientos de miles de euros.

Por su parte ACPV ha presentado alegaciones ante los juzgados correspondientes por la presunta ilegalidad de la sanciones ya que la Generalitat no tiene competencia para controlar las frecuencias de TDT que no le han sido otorgadas por el Ministerio de Industria.

Fotografías: A. Sanz
tv3-valencia

Mas información: Acció Cultural del País Valencià.


AddThis Social Bookmark Button